Datos de la empresa

Mi foto

Somos una organización dedicada a las consultoría de gestión empresarial ubicada en Bizkaia. Nuestro conocimiento, junto con el de nuestros colaboradores, nos permite desarrollar proyectos de gestión en los ámbitos de la calidad, medioambiente, seguridad y salud laboral, estrategia y personas, e implantar soluciones personalizadas e integrales para la consecución de objetivos concretos que permitan mejorar la competitividad de nuestros clientes.

jueves, 7 de julio de 2016

El Gobierno Vasco renuncia al uso del Fracking.

La Consejería de medio ambiente del Gobierno Vasco ha anunciado hoy que la Estrategia Vasca de Energía del periodo 2016-2030 renuncia al uso del 'fracking'  ya que actualmente no hay garantías suficientes para minimizar su impacto ambiental (ver artículo Fractura Hidráulica. ¿Es seguro el uso del Fracking?)

La citada estrategia está enfocada al "consumo cero de petróleo para usos energéticos en el año 2050". Por ello se impulsarán medidas dirigidas a mejorar la política de ahorro y eficiencia energética, con las energías renovables como principal fuente de suministro energético, con el gas natural como energía de transición hasta alcanzar un 40% de origen renovable en 2050. Los hitos marcados son:

  • Alcanzar en 2030 una cuota de renovables en consumo final del 21%.
  • Reducción del consumo energético de la administración pública en sus edificios en un 25% en 10 años, con la implantación de instalaciones de aprovechamiento de energías renovables en el 25% de sus inmuebles, y con la incorporación de vehículos alternativos en su parque móvil y de servicio público.
  • Uso de un 25% de energías alternativas para el transporte por carretera.

Si se realizan todas las medidas comentadas con anterioridad, el Gobierno Vasco espera reducir tres millones de toneladas anuales de gases de efecto invernadero emitidos. Esto supondría la reducción de las emisiones con respecto al 2005 en al menos un 40 % en 2030 y en un 80 % a 2050.

Con todo ello, este estrategia cierra de un portazo la posibilidad del uso de exploración de lo yacimientos de petróleo mediante Fracking que se suponen en el territorio alavés.

viernes, 1 de julio de 2016

La capa de ozono esta de vuelta.

Hace casi 30 años que se firmó el protocolo de Montreal, uno de los más exitosos acuerdos internacionales por la protección del medio ambiente, en el que se firmaba un acuerdo para acabar con los gases clorofluorocarbonados (CFC). Estos gases estaban presentes en aerosoles y equipos de refrigeración y climatización y eran los principales responsables de la desaparición de la capa de ozono al alcanzar la estratosfera, donde se disociaban por acción de la radiación ultravioleta, liberando el cloro y dando comienzo al proceso de destrucción de la capa ozono. La gran proliferación de su uso en los años 70-80, unido a la gran persistencia de los mismos (de 50 a 100 años) ha provocado que la restitución de la capa de ozono sea muy lenta, y sólo 30 años después podamos ver los resultados de la restricción del uso de los CFCs.

La capa de ozono, una región de la atmósfera cargada de moléculas formadas por tres átomos de oxígeno, es fundamental para bloquear la radiación ultravioleta de alta frecuencia que llega del sol. Estas radiaciones causan cáncer de piel y, al ser más energéticas, causan la destrucción de la capa de hielo de la Antártida. 

Hasta ahora, solo se había logrado que el ozono desapareciese cada vez más despacio de la atmósfera. Pero ayer, un artículo publicado en la revista Science hizo públicos los primeros datos que avalan que ya no sólo no desaparece, sino que se está regenerando.

Tras tomar muestras desde el año 2000 el MIT ha llegado a la conclusión de que, por primera vez, la capa de ozono sobre la Antártida no solo ha dejado de perderse, sino que empieza a recuperarse.

Los investigadores han constatado que el agujero de ozono se ha reducido en más de 4 millones de kilómetros cuadrados desde 2000, cuando la reducción del ozono estaba en su apogeo. El equipo también demostró por primera vez que esta recuperación se ha ralentizado un poco, a veces, debido a los efectos de las erupciones volcánicas de año en año, pero, en general, el agujero parece estar en un camino de curación.