Datos de la empresa

Mi foto

Somos una organización dedicada a las consultoría de gestión empresarial ubicada en Bizkaia. Nuestro conocimiento, junto con el de nuestros colaboradores, nos permite desarrollar proyectos de gestión en los ámbitos de la calidad, medioambiente, seguridad y salud laboral, estrategia y personas, e implantar soluciones personalizadas e integrales para la consecución de objetivos concretos que permitan mejorar la competitividad de nuestros clientes.

martes, 27 de enero de 2015

NASA y Universidad de Salamanca investigan los recursos hídricos del planeta.

El próximo día 29 la NASA lanza al espacio el satélite SMAP. Se trata de un proyecto científico que busca medir desde el espacio la humedad y los recursos hídricos de la tierra. La Universidad de Salamanca participa en el proyecto y se encargará de validarlos datos del satélite con su propia medición de la humedad en la comarca zamorana de La Guareña.

El principal objetivo de SMAP será proporcionar un preciso mapa de la humedad y de los recursos hídricos del planeta con múltiples aplicaciones para la investigación en el campo de la climatología, la agricultura, la meteorología o los riesgos naturales, entre otros.

La Universidad de Salamanca aporta al proyecto su experiencia en la medición y control de los recursos hídricos. Para ello se creó El Grupo de Investigación en Recursos Hídricos (HIDRUS). Este grupo comenzó su andadura en 1998, con el objetivo de promover y llevar a cabo estudios sobre procesos hidrológicos característicos de ambientes mediterráneos, sobre todo, aquellos que tienen una relación directa con la problemática medioambiental y la gestión de los recursos hídricos. Se trata de un grupo pluridisciplinar de investigadores, becarios de investigación y técnicos de la Universidad de Salamanca que, desde distintas líneas de trabajo (Climatología, Edafología, Biogeografía, Hidrología, Teledetección, Ecohidrología,…), llevan a cabo proyectos de investigación cuyo eje vertebrador es la dinámica del agua y su relación con el territorio.


En este sentido, HIDRUS formará parte del equipo de calibración y validación del satélite de la misión SMAP y la zona experimental, junto con su red permanente de estaciones para la medición de humedad del suelo (REMEDHUS), que el grupo de investigación posee en la comarca zamorana de La Guareña, ha sido seleccionada como una de las áreas de trabajo de la misión.

La labor consistirá en medir sobre el terreno la misma variable que mida el satélite desde el espacio y contrastar, así, la información recibida con la real registrada en la superficie.

La participación de HIDRUS en este proyecto científico surge como consecuencia de trabajos anteriores realizados en el mismo campo de acción. Su red de estaciones de medición de humedad del suelo lleva funcionando desde 1999 y ya desde principios del año 2000 desarrollan colaboraciones para la validación y calibración de satélites con la Agencia Espacial Europea (ESA).


lunes, 26 de enero de 2015

Responsabilidad y autoridad. Matrices de polivalencia.

Un aspecto importante de una organización es que exista la menor dependencia posible respecto a un trabajador o grupo de trabajadores. Esto se consigue mejorado la capacitación de todo el personal y dotar de la formación adecuada al suficiente nº de trabajadores en una determinada función, así la ausencia de un trabajador no afectará al funcionamiento de la organización. Fijémonos en un plan de emergencias al uso que tiene cualquier organización, donde para cada responsabilidad existe una doble función asignada: jefe de emergencias y suplente de jefe de emergencias, jefe de intervención y suplente de jefe de intervención….

Una forma muy sencilla de mejorar la polivalencia de los trabajadores es a través de una Matriz de polivalencia.

Una matriz de este tipo consiste en un cuadro de doble entrada donde se listan trabajadores frente a responsabilidades y en el cruce de ambos la calificación de la competencia. La forma de puntuar o calificar la competencia de cada trabajador es lo de menos, cada empresa seleccionaría la suya. Un ejemplo podría ser Utilizando una escala 0-5 (0 = falta total de formación y cualificación; 1 = en formación básica; 2 = en formación avanzada; 3 = cualificado; 4 = cualificado y experto; 5 = experto y capaz de enseñar a otros).

imaginemos que en un taller de mecanizado se desarrollan cuatro procesos: programación de centro de mecanizado, diseño en Autocad, calibración de máquinas y corte por electroerosión.

En dicho taller trabajan 3 operarios, cuyo nivel de cualificación es el siguiente:

  • Operario 1: experto en diseño en Autocad, capaz de formar a otros en dicho proceso, programación de centro de mecanizado, y con formación avanzada (pero no cualificado todavía) en calibración.
  • Operario 2: experto corte por electroerosión, capaz de programar el centro de mecanizado y diseñar en Autocad, y con formación básica (no cualificado) en calibración.
  • Operario 3: experto programación de centro de mecanizado, con formación avanzada (no cualificado todavía) en diseño por Autocad.

Con estos datos podríamos realizar la siguiente matriz de polivalencia


A la vista de los resultados podemos sacar las siguientes conclusiones:

  • El proceso de calibración es un proceso muy flojo en cuanto a capacitación de los trabajadores. Debería haber algún trabajador como experto con capacidad de transmitir sus conocimientos. Así mismo sólo hay un experto con capacidad de enseñar en un solo proceso. Deberíamos tener uno por proceso.
  • Hay alta dependencia del operario nº 2 ya que en su ausencia nadie sabe realizar corte por electroerosión!!!!.
  • Los procesos mejor cubiertos son los de diseño en autocad y programación del centro de mecanizado.

Lo importante a la hora de desarrollar una matriz de polivalencia no son ni la puntuaciones ni los items a valorar, lo importante es que la organización extraiga la información suficiente para detectar deficiencias en cuanto a la formación de sus trabajadores y a la solidez del Know-How presente en la misma.


viernes, 23 de enero de 2015

¿Su empresa está afectada por la directiva SEVESO?

Introducción:

Hace 30 años y tras el grave accidente de Séveso (Italia) y otros similares, la Comunidad Económica Europea aprobó la Directiva 82/501/CEE conocida como Directiva SEVESO.

En 1996, y tras una revisión se publicó en diario oficial de la comunidad europea la directiva, 96/82/CE - SEVESO II, que es la que tenemos incorporada a nuestro ordenamiento jurídico a través del. Real Decreto 1254/1999 y su modificación del año 2005.

En Julio de 2012 se publicó la Directiva 2012/18/UE, relativa al control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas y por la que se modifica y ulteriormente deroga la Directiva 96/82/CE.

Sus principales objetivos son:
  • Reforzar el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia.
  • Introducir normas más estrictas para las inspecciones de las instalaciones afectadas, que garanticen la efectiva aplicación y cumplimiento de las normas de seguridad.
  • Adaptar la directiva y hacerla congruente con el Reglamento CLP.
  • Introducir nuevas sustancias y ordenes de clasificación en el Anexo I.
Los estados miembros tienen de plazo hasta el 31 de mayo de 2015 para la trasposición a su ordenamiento jurídico, y la aplicación de la nueva directiva será obligatoria a partir del 1 de junio de 2015. Actualmente, esta directiva está pendiente de transposición a nuestro ordenamiento jurídico, por lo que reflejaremos en el este post es referente a lo establecido en la Directiva SEVESO II.

Actualmente Los establecimientos afectados por esta directiva, a nivel estatal están regulados por los siguientes textos legales:
  • Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas
  • Real Decreto 948/2005, de 29 de julio, por el que se modifica el Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas
  • Orden PRE/1206/2014, de 9 de julio, por la que se modifica el anexo I del Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas.

¿Mi centro de trabajo está afectado?

Un establecimiento está afectado si dispone de sustancias que su presencia real, o prevista, o la aparición de las mismas que pudieran, en su caso, generarse a consecuencia de la pérdida de control de un proceso industrial químico, en cantidades iguales o superiores a los umbrales indicados en las partes 1 y 2 del anexo I". Sólo están exentos, aunque contengan este tipo de sustancias los siguientes establecimientos:
  • Almacenamientos militares.
  • Transporte de mercancías peligrosas.
  • Minas y canteras.
  • Vertederos de residuos.
  • Almacenamiento de explosivos.
Por lo tanto, si su establecimiento no es ninguno de los anteriores, y dispone de sustancias peligrosas en cantidad apreciable, “puede” que esté afectado por la directiva Seveso. Pero para profundizar aún más en el asunto hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Aplicable a materias primas y demás: No sólo es aplicable a materias primas presentes en el establecimiento ya que también son tenidos en cuenta, productos, subproductos, residuos o productos intermedios, incluidos aquéllos de los que se pueda pensar justificadamente que podrían generarse en caso de accidente (incendios, reacciones no esperadas dentro del proceso,…) y que estén recogidos en el Anexo I.

Regla del 2%: A efectos del cálculo de la cantidad total presente no se tendrán en cuenta las sustancias peligrosas que se encuentren en cantidades menores o iguales al 2% de su valor umbral, siempre y cuando su situación en el establecimiento sea tal que no puede llegar a provocar ningún accidente grave en cualquier otro lugar del establecimiento.

Tipos de sustancias. Clasificadas y no clasificadas: Las sustancias contempladas en la directiva Seveso se dividen en dos partes (parte I y parte II del anexo I). Las sustancias de la parte I son sustancias clasificadas, es decir sustancias nominales y clasificadas por la directiva por especial peligrosidad como nitrato de amonio, bromo, cloro, …. El problema viene a la hora de terminar si estamos afectados en función de las sustancias contempladas en la parte II, ya que no son nominales, sino que detallan tipos de sustancias (tóxica, muy tóxica, inflamable,…).

Regla de la suma de fracciones parciales: Para saber si estamos por encima, al menos del umbral inferior de cada sustancia (clasificada o tipo), hemos tener en cuenta sus fracciones parciales respecto al umbral determinado para cada tipo. Este es un aspecto difícil de aplicar y visualizar a la primera. La fórmula que permite determinar la aplicabilidad es:

q1/Q1 + q2/Q2 + q3/Q3 + ... > 1 
donde:
qx = cantidad de sustancia peligrosa x presente incluida en el Anexo I
Qx = cantidad umbral (inferior o superior) pertinente del Anexo I

Hay que tener en cuenta que si una sustancia clasificada ya presenta valores superiores al valore umbral inferior (Anexo I, parte 1, columna 2) estaremos afectados si ó si por la directiva Seveso, por lo tanto esta regla de la suma se aplica a sustancias y preparados clasificados en la parte 1 en cantidades inferiores a su cantidad umbral, y que al mismo tiempo tengan propiedades contempladas en la parte 2 del anexo agrupadas en condiciones de toxicidad, inflamabilidad y ecotoxicidad. Así se realizará la suma para:
  • Sustancias y preparados de la parte I y clasificados como tóxicos y muy tóxicos, junto con sustancias y preparados de las categorías 1 y 2 de la parte II.
  • Sustancias y preparados de la parte I y clasificados como comburentes, explosivos, inflamables o extremadamente inflamables, junto con sustancias y preparados de las categorías 3,4,5,6,7a,7b u 8 de la parte II.
  • Sustancias y preparados de la parte I y clasificados como peligrosos para el medioambiente (R50, R50/53, R51/53, junto con sustancias y preparados de las categorías 9(i) o 9 (ii) de la parte II.
Con respecto a aquellas sustancias no enumeradas que puedan encajar dentro de dos o más sistemas de clasificación, por ejemplo una sustancia que sea líquido muy tóxico y además muy tóxica para los organismos acuáticos (R50/53), habría que asignarle dos valores umbrales correspondientes a los dos tipos de riesgo que presenta e incluirlo en las 2 sumas.

Si alguna de estas sumas es mayor o igual que 1 estaremos bajo el ámbito del R.D.

Grado de aplicabilidad: Otro aspecto a tener en cuenta es el grado de aplicabilidad de la directiva, ya la misma da dos valores umbral para cada tipo de sustancia contemplada en el Anexo I. El umbral inferior (Columna 2, anexo I, partes 1 y 2) determina la aplicabilidad de los artículos 6 y 7 y el umbral superior (Columna 3, anexo I, partes 1 y 2), determina la aplicabilidad de los artículos 6,7, 8 y 9.

ANEXO I


Teniendo en cuenta lo anterior; sustancias nominales, tipos de sustancias, distintos umbrales, regla del 2%, regla de la suma...lo mejor es realizar un inventario para determinar si nuestra instalación está definitivamente afectada por Seveso.

Identificación de sustancias y preparados. Inventario.

Pero llegados a este punto, a la hora de realizar el inventario de sustancias y preparados tenemos que tener en cuenta, que la parte “fácil” es a la hora de determinar si tenemos sustancias clasificadas, ya que están nombradas nominalmente en el anexo I, parte I. El problema lo tenemos a la hora de determinar si tenemos sustancias y preparados contenidos en la parte II del anexo I. Para ello tenemos que:
  • Listar todas las sustancias y preparados peligrosos (ver su etiquetado).
  • Determinar acode a las fichas de datos de seguridad si está regulada en la parte II del anexo.
Una ficha de seguridad elaborada de acuerdo al REACH deberá contener los siguientes apartados:

1. Identificación de sustancia o preparado y de la sociedad o empresa.
2. Identificación de los peligros.
3. Composición/información sobre componentes.
4. Primeros auxilios.
5. Medidas de lucha contraincendios.
6. Medidas en caso de liberación accidental.
7. Manipulación y almacenamiento.
8. Control de la exposición / protección individual.
9. Propiedades físicas y químicas.
10. Estabilidad y reactividad.
11. Información toxicológica.
12. Información ecológica.
13. Consideraciones sobre su eliminación.
14. Información sobre el transporte.
15. Información reglamentaria.
16. Otra información.

Los apartados clave para nuestra identificación y acorde a lo estipulado en la parte II del anexo son:


La identificación de los riesgos de explosividad contemplados en código ADR son:


Como hemos comentado con anterioridad en el Anexo I se determinan los valores umbrales para cada sustancia y en función de ellos y de los tipos distintos de sumas a realizar tendremos que realizar nuestros inventarios. A modo de ejemplo se puede usar el EXCELL siguiente:



Obligaciones:

Una vez que hemos determinado si estamos o no afectados por el R.D., en función del umbral sobrepasado tendremos los siguientes obligaciones:

Establecimientos afectados por el umbral inferior:
  • Notificación
  • Política de prevención de accidentes graves
  • Plan de emergencia interior
  • Otras 
Establecimientos afectados por el umbral superior:
  • Notificación
  • Informe de seguridad
  • Información para elaborar el PEE.
  • Plan de Emergencia Exterior que deberá ser elaborado por el órgano competente de cada Comunidad Autónoma. 
  • Otras 












martes, 20 de enero de 2015

Programa Renove de Maquinaria industrial 2015

El gobierno vasco ha lanzado este año el “Programa Renove de Maquinaria industrial 2015”

El programa está gestionado por la SPRI y está dotado con 9 millones de euros con el objetivo de incentivar la adquisición de nueva maquinaria por parte de las pymes de Euskadi a fin de contribuir a su modernización, seguridad y productividad y, por ende, a mejorar la competitividad del conjunto del tejido empresarial de Euskadi.
El destinatario principal de este programa lo compone el conjunto de empresas vascas que empleen a menos de 250 trabajadores/as y que su volumen de negocio anual no supere los 50 millones de euros, o bien que su balance general anual no rebase los 43 millones de euros.

El principal objetivo de este Programa Renove es contribuir a la competitividad de la empresa vasca mediante la modernización de equipamientos productivos de las empresas industriales, su adecuación a las normas de seguridad y salud laboral, de manera que mediante la adquisición de maquinaria nueva se contribuya a la mejora de la productividad de las empresas.

Osalan como entidad colaboradora del programa, procederá al análisis de la documentación técnica y de seguridad y salud laboral, así como a la inspección de la maquinaria y emitirá un informe a SPRI en el que se acredite la inspección realizada y la conformidad o no del cumplimiento de los requisitos de seguridad de la misma.

La maquinaria nueva deberá tener un importe de compra mínimo de 70.000 euros (IVA excluido).

Se subvencionará el 15% del gasto acreditado en concepto de adquisición, hasta un máximo de 70.000 euros de subvención por cada máquina adquirida y de 100.000 euros como máximo por empresa (en caso de subvencionarse más de una adquisición).

La tipología de máquina subvencionable estará destinada al envasado y embalaje de productos y materiales, al ensamblaje de componentes, a la transformación de materia prima y productos semielaborados, y a la manipulación automática en los procesos productivos de la explotación económica de la empresa.

El plazo de presentación se cierra el 12 de noviembre de 2015, teniendo en cuenta el carácter retroactivo de la inversión hasta el 1 de Enero de 2015.

Para más información puede consultar la página web de la SPRI.

lunes, 19 de enero de 2015

Responsabilidad y autoridad. Planes de formación.

En el post del 7.01.2015 hablamos de la necesidad de estructurar debidamente las responsabilidades de una organización y de los beneficios de determinar claramente los perfiles necesarios para acometer el trabajo. En el presente post explicaremos como se debe enfocar la eleboración de un plan de formación adecuado a las necesidades de cada organización y que se entiende por evaluar la eficacia de una formación.

Expedientes /Fichas de personal.

Cuando se incorpora un trabajador a la organización, desde administración o el departamento de recursos humanos, es habitual abrir un expediente laboral con su contrato y curriculum. Un buen sistema de gestión no sólo ha de contemplar este tipo de documentos en el expediente de un trabajador. El expediente tendrá que ir enriqueciéndose con las cualificaciones adquiridas en la organización y que le capaciten para desempeñar el puesto de trabajo que ocupa. También ha de servir, en el caso de perfilar un nuevo puesto de trabajo o quedar vacante uno, para que la organización sea consciente del potencial de cobertura del puesto con personal ya existente en la organización. 

Plan de formación.

En función de los requisitos formativos de la organización de manera periódica, se debe definir un plan de formación. Lo más habitual es que el plan de formación se perfile a comienzos de ejercicio tras reflexionar sobre cuáles son los objetivos del ejercicio entrante y las debilidades detectadas en el ejercicio en cierre.

Hay que constatar que no es imprescindible tener un plan de formación de múltiples formaciones en múltiples disciplinas. Incluso un ejercicio podría quedarse vacante al no detectarse acción formativa a planificar. Esto no quita para que durante el ejercicio se detecten oportunidades formativas que al comienzo no se tomaron en consideración y deban ser incorporadas al mismo. Las acciones formativas podrán detectarse por:
  • Nuevas incorporaciones que no cumplan un perfil determinado.
  • Objetivos de mejora que impliquen formación y/o sensibilización del personal.
  • Deficiencias en el desempeño de las actividades detectadas con anterioridad.
  • Polivalencia del personal.
Evaluación de la eficacia.

Un aspecto importante y requerido en cualquier sistema de gestión es la valoración de la eficacia de las acciones formativas. Pero ¿Cómo se valora?. Este es un punto muy importante. La valoración de la eficacia es sobre la propia acción formativa en sí, y no si cada uno de los asistentes aprueban un examen o no. 

Para determinar si una acción formativa ha sido eficaz hay que tener en cuenta el objeto de la misma. Es decir, si se logra lo que se persigue con el curso la acción es eficaz, ni más ni menos. Veámoslo con varios ejemplos:

Caso A: Para entrar en una obra de construcción como Albañil me solicitan la TPC (Tarjeta Profesional de la Construcción) y para ello necesito una formación de 8 horas.

En este caso el trabajador ya tiene formación en materia preventiva, por lo que la formación a impartir no aporta más conocimientos al trabajador, y el único objetivo es conseguir la TPC, por lo que la acción formativa será eficaz si el trabajador consigue la tarjeta.

Caso B: Detectamos que el personal segrega de manera inadecuada los residuos y se plantea una sesión formativa para concienciarlos.

En este caso el objetivo es mejorar la segregación y para valorar la eficacia esperaremos uno o dos meses para ver si las incidencias en segregación desaparecen o se minimizan.

Formación de refresco:

Este tipo de formaciones son aquellas a las que la organización, ya sea por autoimposicion, por requisito contractual o por requisito legal, les ha puesto una periodicidad. Es decir que cada X tiempo el personal afectado por el requisito ha de pasar por la formación adecuada. Formaciones de este tipo suelen ser para manipuladores de alimentos, conductores de carretillas, aplicadores de biocidas,…

Estas formaciones han de estar reflejadas en la ficha del trabajador con la fecha de ultima impartición y con un aviso de caducidad para evitar incumplir el requisito.

jueves, 15 de enero de 2015

Nubiola Pigmentos, S.L. consigue la certificación OHSAS 18001.

El pasado mes de Noviembre, Nubiola Pigmentos, S.L., superó con éxito la auditoría de certificación del sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo implantado en su organización bajo el estándar OHSAS 18001.

Nubiola Pigmentos, S.L., es una empresa dedicada a la producción mundial de pigmentos inorgánicos con sede en Barcelona, España. Es una empresa familiar con más de 100 años de experiencia en el mercado que suministra pigmentos a diferentes industrias como la del plástico, construcción, pintura, cosméticos, detergentes, etc…

Derivado de su compromiso con el crecimiento sostenible de la compañía y conscientes de la importancia de mantener un entorno seguro para los trabajadores, Nubiola Pigmentos, S.L., a lo largo del año 2014 perfeccionó los procedimientos de seguridad implantados mediante su plan de prevención de riesgos laborales y les dio estructura OHSAS 18001 para con ello focalizar el sistema implantado en la mejora continua y prevención de daños del personal.

Los técnicos desplazados de Asertek Gestión pudimos contrastar el alto grado de implicación de la dirección en la seguridad de los trabajadores.

Aspectos a destacar de la organización durante la implantación del sistema son:

  • Las mejoras e inversiones encaminadas a mejorar las condiciones de seguridad (por un importe de 70.680,00 euros durante el 2014).
  • Alto grado de cumplimiento de la legislación vigente.
  • Amplio plan de formación del personal en materia de seguridad.
  • Acciones de sensibilización de mandos intermedios mediante la formación de los mandos intermedios en fundamentos en la especificación OHSAS 18001.
  • Gran proactividad de la organización en la detección de incidencias, mediante un potentísimo programa de inspecciones de seguridad.

De todas las empresas con las que hemos colaborado, podemos asegurar, sin riesgo de equivocarnos que están entre las 3 mejores, a nivel de minimización de riesgos y gasto e inversión en seguridad de los trabajadores.

Es un ejemplo claro, de que aun siendo una actividad con un alto riesgo se pueden mantener unos estándares de seguridad adecuados para los trabajadores.

miércoles, 14 de enero de 2015

Certificado de eficiencia energética de edificios. Destinatarios y objetivos.

Con el certificado energético se pretende concienciar a los futuros compradores e inquilinos de la importancia de habitar una vivienda más eficiente, así como fomentar la demanda de inmuebles eficientes desde el punto de vista energético, mediante la disponibilidad de información sobre el comportamiento energético de un inmueble; cuanto mejor calificación energética menos gasto en energía, y por lo tanto menores facturas anuales.

Mediante el Real Decreto 235/2013 , de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, se promulgó sistemática de actuación requerida para, la presentación o puesta a disposición de los compradores o arrendatarios del certificado de eficiencia energética de la totalidad o parte de un edificio.

Este Real Decreto es de aplicación a:
  • Edificios de nueva construcción.
  • Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, siempre que no dispongan de un certificado en vigor.
  • Edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público
Es importante denotar que este R.D. está enfocado a edificios destinados al uso de personas, por ello está explícitamente descartado del ámbito de aplicación (art. 2.1.), entre otros casos “Edificios industriales, de la defensa y agrícolas o partes de los mismos, en la parte destinada a talleres, procesos industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales.”

Certificados y técnicos competentes:

Pero ¿quién es el encargado de encargar la realización de la certificación energética del edificio?. Según el artículo 5. del R.D. el promotor o propietario del edificio o de parte del mismo, ya sea de nueva construcción o existente y tendrá una validez de diez años. La validez del certificado se produce una vez firmado por el técnico competente, no obstante, según el artículo 5.6 del Real Decreto 235/2013, “el certificado de eficiencia energética del edificio debe presentarse, por el promotor, o propietario, en su caso, al órgano competente de la Comunidad Autónoma en materia de certificación energética de edificios, para el registro de estas certificaciones en su ámbito territorial”., Además de lo anterior, es preciso recordar que tanto el modelo de certificado aprobado como el de etiqueta deben contener el número de registro asignado por la Comunidad Autónoma.

La certificación de eficiencia energética de un edificio de nueva construcción o parte del mismo, constará de dos fases: la certificación de eficiencia energética del proyecto y la certificación energética del edificio terminado En el caso de un edificio existente el certificado de eficiencia energética se realizará en una sola fase como es evidente. 

Los técnicos competentes para realizar este tipo de certificaciones son técnico que esté en posesión de cualquiera de las titulaciones académicas y profesionales habilitantes para la redacción de proyectos o dirección de obras y dirección de ejecución de obras de edificación o para la realización de proyectos de sus instalaciones térmicas, según lo establecido en la Ley 38/1999. Por lo tanto podrán ser:
  • Ingeniero Aeronáutico
  • Ingeniero Agrónomo
  • Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos
  • Ingeniero Industrial
  • Ingeniero de Minas
  • Ingeniero de Montes
  • Ingeniero Naval y Oceánico
  • Ingeniero de Telecomunicación
  • Ingeniero Técnico Aeronáutico
  • Ingeniero Técnico Agrícola
  • Ingeniero Técnico Forestal
  • Ingeniero Técnico Industrial
  • Ingeniero Técnico de Minas
  • Ingeniero Técnico Naval
  • Ingeniero Técnico de Obras Públicas
  • Ingeniero Técnico Telecomunicación
  • Ingeniero Técnico Topógrafo

Otro aspecto a reseñar es que dado que el certificado de eficiencia energética de un edificio existente contiene cuatro documentos (calificación de eficiencia energética, recomendaciones, descripción de las pruebas, cumplimiento de los requisitos medioambientales) no es válido que cada documento sea suscrito por distintos técnicos y debe estar suscrito por un solo técnico competente. 

En el caso de reformas importantes (aquellas donde se renueve más del 25 por ciento del total de su envolvente, o la totalidad de las instalaciones térmicas o se cambie el tipo de combustible) se deberá realizar una nueva certificación.

Edificios públicos:

En el caso de edificios de titularidad pública, ocupados por una autoridad pública y que sean frecuentados habitualmente por el público, deberán disponer del certificado de eficiencia energética y exhibir la etiqueta de eficiencia energética a partir del 1 de Junio de 2013, cuando su superficie útil total sea superior a 500 m2. Y a partir del 9 de julio de 2015 cuando su superficie útil sea superior a 250 m2. La determinación de si son frecuentados habitualmente por el público la determinará la autoridad responsable del edificio, que deberá tener en consideración tanto si se produce una presencia importante de personas ajenas al edificio, motivada por la necesidad realizar trámites o gestiones de cualquier índole como el valor ejemplarizante de esta exhibición ante los ciudadanos

Edificios privados:

Todos los edificios o unidades de edificios de titularidad privada que sean frecuentados habitualmente por el público, con una superficie útil total superior a 500 m2, exhibirán la etiqueta de eficiencia energética de forma obligatoria, en lugar destacado y bien visible por el público. Todos los edificios o partes de los mismos ocupados por las autoridades públicas y que sean frecuentados habitualmente por el público, con una superficie útil total superior a 250 m2, exhibirán la etiqueta de eficiencia energética de forma obligatoria, en lugar destacado y bien visible.




martes, 13 de enero de 2015

Energía eólica. Aerogenerador sin aspas.

Las grandes extensiones de terreno plagadas de molinos eólicos con grandes aspas pueden tener fecha de caducidad si sale adelante el proyecto en el que desde hace tres años trabaja un grupo español que trabaja entre Ávila y el Centro Tecnológico de Repsol en Móstoles (Madrid), para diseñar un aerogenerador sin aspas.

Recreación gráfica
Éste Aerogenerador sin aspas, realizará las mismas funciones que uno convencional pero con un ahorro considerable de costes (los cálculos iniciales lo estiman en un  50%), ya que tanto su mantenimiento como su instalación resultan mucho más baratos. Además, reduce el impacto medioambiental, visual y minimiza considerablemente el ruido.


Este tipo de aerogenerador parte de una estructura cónica de unos 12,5 metros de alto, que absorbe la energía del viento a partir de los remolinos que ella misma genera con la acción del aire cuando la hace vibrar.

Sería algo parecido a la acción del viento sobre una persona con melena. Las ondulaciones del pelo serían los remolinos o vórtices de Von Karman que genera el viento tras acariciar la cara, que sería la que absorbería la energía generada por la oscilación, en este caso, del mástil.

Su ventaja sobre los aerogeneradores actuales consiste en que «absorbe mejor la energía» y no necesita ser orientado porque «siempre lo está». 

Dado que el sistema no tiene ni engranajes, ni rodamientos, ni elementos mecánicos que propicien un desgaste como consecuencia del rozamiento, los ingenieros consiguieron un pequeño dispositivo situado de la mitad para abajo del prototipo, cuyo funcionamiento se basa fundamentalmente en la acción de los imanes.

De esta manera se cuenta con un mecanismo que se ajusta de manera natural a la velocidad del viento, no produce desgaste en la estructura y produce un ahorro de los 300 litros de aceite que cada año necesita un aerogenerador tradicional.

Las pruebas finales podrían ser realizadas en Soria, antes de que estos nuevos 'molinos' salgan al mercado con un coste aproximado de 5.500 euros.

Fuente: Elmundo.es

viernes, 9 de enero de 2015

Ultragrafeno. El futuro de la energía solar.

El pasado mes de Diciembre publicamos un post acerca de las maravillas de un nuevo material llamado Grafeno y sus posibles aplicaciones en materia de eficiencia energética.

Hoy queremos hacer mención a una versión mejorada de este material. Esta nueva versión se llama GraphExeter. Este material nació en 2012 en el Centro para la Ciencia del Grafeno y está compuesto por dos láminas de grafeno colocando en medio moléculas de cloruro de hierro.

Una de sus potenciales prestaciones es como reemplazo del óxido de estaño e indio usado como ngrediente transparente para conducir la electricidad en dispositivos electrónicos. La fabricación de paneles solares transparentes y flexibles se perfila también como posibles aplicaciones del GraphExeter.

Ahora, en un artículo publicado esta semana en la revista Scientific Reports, los mismos autores profundizan en las características de este hermano del grafeno y aseguran que es capaz de resistir condiciones ambientales extremas, como temperaturas muy altas (de 150º C y hasta 620º C en el vacío) y una humedad del 100% durante 25 días, con lo que sus usos potenciales podrían ampliarse a más campos.

«GraphExeter conduce la electricidad 1.000 veces mejor que el grafeno», asegura a este diario Saverio Russo.

Debido a su resistencia a las condiciones climáticas adversas, el investigador subraya que «ambientes extremos como los que es capaz de soportar GraphExeter también se dan en diversas plantas industriales, por ejemplo en lascentrales nucleares».

Por lo que respecta a los costes de producción, sostiene que «son similares a los del grafeno e inferiores al precio del óxido de estaño e indio. Asimismo, uno de los principales inconvenientes del óxido de estaño e indio, menos flexible que el GraphExeter, es que sus reservas en la naturaleza son limitadas y, debido a la gran demanda que hay para fabricar dispositivos electrónicos, se calcula que podrían llegar a agotarse a lo largo de esta década.

Fuente:El mundo.es

miércoles, 7 de enero de 2015

Q plata-Premio Vasco a la Calidad de gestión concedido a las residencias Barrila Barri y Kirikiño.

Las residencias Barrika Barri y Kirikiño han obtenido la Q plata-Premio Vasco a la Calidad de gestión, en reconocimiento a la labor que realizan para favorecer la salud y el bienestar de sus residentes. Esta organización utiliza el Modelo EFQM de Excelencia como referente para evaluar y mejorar su sistema de gestión.

Este premio reconoce a las organizaciones más avanzadas en sus prácticas de gestión que buscan la satisfacción equilibrada de todos sus grupos de interés, clientes, personas trabajadoras, accionistas y de la sociedad en general.

Las residencias Barrika Barri y Kirikiño, situadas en la localidad vizcaína de Barrika y Bilbao, respectivamente, obtuvieron en 2011 la Q de Plata y ahora en 2014 vuelven a obtener este reconocimiento. Además, también poseen otros certificados internacionales, (ISO 9001 de calidad, el ISO 14001 de Medio Ambiente y el OHSAS 18001 de Seguridad y Salud Laboral), que confirman la excelencia de su experiencia en la gestión de residencias geriátricas, convirtiéndose en referencia en el sector de la asistencia a personas mayores dependientes.



Los centros se han hecho merecedores de este premio tras recibir una evaluación externa realizada por miembros del Club de Evaluación de EUSKALIT. Esta evaluación es un análisis global y sistemático de la gestión de una organización, realizado por expertos independientes y ajenos a ella, que ofrece una visión objetiva de la situación de la misma.

Uno de los factores clave en el modelo de gestión de estas residencias es la capacitación y el desarrollo profesional, teniendo como principal logro el desarrollo de una Guía de comportamientos – Cultura de empresa. Asimismo, estos centros han favorecido el desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías, tanto para la implementación de herramientas informáticas específicas, como con el uso de pizarras digitales para el desarrollo de actividades cognitivas y ocupacionales con los usuarios.


Además, en los últimos años han mejorado las instalaciones, modernizándolas y ampliándolas y actualizando también su imagen. Incluso se han realizado inversiones importantes para minimizar el impacto medioambiental, como por ejemplo con la instalación de placas solares.

Ante este galardón, el director gerente de las residencias, Gabirel Azaola, ha destacado que “seguimos siendo pioneros y los únicos centros residenciales con un reconocimiento de estas características en Bizkaia. Lo que realmente nos enorgullece es haber sido capaces de reconducir y superar la larga crisis que se está sufriendo, mediante la apuesta por un servicio en la que sus personas han asumido su papel de ser los principales protagonistas del mismo, y que sus clientes han refrendado transmitiéndoles su máximo nivel de satisfacción en 2013”.

“En los ya más de 10 años que llevamos apostando por ser referentes en el mercado de Bizkaia, los centros Barrika Barri y Kirikiño no solo hemos sistematizado un servicio enfocado a cubrir y satisfacer las necesidades particulares de cada uno de sus residentes mediante el diseño de su Plan SIPE, sino que hemos logrado que nuestro amplio equipo de profesionales se haya implicado activamente en áreas de gestión que tradicionalmente son exclusivas de la dirección, como son la estrategia, la relación con proveedores o aliados, la proyección externa, e incluso la gestión económica financiera”.

Por último, Azaola ha destacado que “están muy sensibilizados con el compromiso social mediante la puesta en práctica de un envejecimiento activo real, con múltiples actividades con entidades de otros sectores como el Colegio Berrio Otxoa o la Asociación Uribekosta, realizando ‘Olimpiadas intergeneracionales’, los programas de ‘Enséñame a jugar’ o el ‘Taller de Lectura Fácil’ entre otras”.

Responsabilidad y autoridad. Definición de funciones y perfiles de puesto de trabajo.


Uno de los aspectos principales de un sistema de gestión es la definición de un organigrama con las funciones, responsabilidades y principios de autoridad necesarios, ya que sin una definición y desempeño adecuados, el sistema no funcionaría según lo planificado.

Imaginemos un castillo de Naipes. En nuestra mente está siempre la forma piramidal del mismo y cuál es el objetivo final, que no es sino coronar el castillo con las dos últimas cartas. Pues si la base no está bien asentada la punta de la pirámide nunca podrá ser colocada. Si la punta de la pirámide es el objetivo de un proceso, actividad o departamento, la base cualquiera que sea este objetivo será siempre la definición de cada rol, responsabilidad y autoridad.

Llegados a este punto debemos definir qué se entiende por autoridad y que se entiende por responsabilidad. Una definición sencilla y que contempla ambos conceptos es:

"La autoridad se delega, la responsabilidad se comparte". Es decir: autoridad es el derecho de dar órdenes y el poder de esperar obediencia; la responsabilidad es una consecuencia natural de la autoridad e implica el deber de rendir cuentas.

Al conjunto de relaciones de autoridad que se establecen en los departamentos se denomina Cadena de Mando, por ejemplo, el presidente de una empresa ejerce autoridad sobre el vicepresidente de recursos humanos, que a su vez dirige las tareas del técnico de formación, que a su vez supervisa el trabajo de la secretaria del departamento de formación.

La Delegación de Autoridad consiste en asignar una tarea a un subordinado, conferir de libertad y autoridad para desempeñarla y controlarle para comprobar si ejecuta si la ejecuta en forma adecuada.

Organigrama y la definición de funciones:

Cualquier organización tiene definido un organigrama funcional donde se reflejan las relaciones de autoridad entre cada una de los puestos ó departamentos. Muchas organizaciones no lo tienen formalmente documentado y reconocido, sobre todos las PYMES ya que la definición y/o delegación de funciones está establecido “de por sí” y de manera histórica.

Los sistemas de gestión no demandan la existencia de un organigrama al uso (aunque ayuda mucho a la hora de esquematizar las relaciones de autoridad). Lo que si demandan es que se definan las funciones (responsabilidades) para cada actividad o proceso de la organización que abarque el sistema de gestión en cuestión. Así el organigrama puede ser una herramienta más del sistema de gestión si la organización le encuentra su utilidad como “foto” de las relaciones jerárquicas.

La definición de funciones dentro de un sistema de gestión podrá documentarse en cada proceso, procedimiento o instrucción de trabajo, en un manual de organización o una matriz de competencias. Lo que sí es fundamental es que las mismas estén claramente definidas, como hemos comentado con anterioridad, y que la organización decida cuál es el método de definición más adecuado a sus necesidades, esto dependerá de los niveles jerárquicos, nº de actividades, centros de trabajo, complejidad de las actividades, etc…

En definitiva, cuando se acomete la implantación de un sistema de gestión, uno de los primeros pasos es determinar claramente cada una de las actividades desarrolladas o a desarrollar y determinar sus responsables tanto de seguimiento como de ejecución. Como responsables no nos referimos a un responsable nominal, sino a un puesto de trabajo concreto (operario, responsable de compras, responsable de producción, mantenimiento,…).

Definición de perfiles de puesto de trabajo.

Una vez que tenemos las actividades claramente definidas y los responsables asignados se han de determinar qué perfil ha de tener cada puesto de trabajo definido en la organización. Es decir, que formación, aptitudes y experiencia profesional ha de tener un trabajador para poder optar al puesto de trabajo definido, con las responsabilidades asignadas al mismo.

Pero, si un trabajador no cumple el perfil solicitado ¿jamás podrá desempeñarlo?. Nada más lejos de la realidad, ya que para eso existen los planes de capacitación o formación dentro de una empresa. Es decir, si en un proceso de selección no encontramos en a un trabajador con la capacitación requerida (por ejemplo que hable inglés), no es óbice para obviar su contratación si encontramos que se ajusta en otros aspectos a lo que requiere el puesto. Bastará con planificación su formación y dotar al trabajador de la capacidad de leer, entender y hablar inglés correctamente.