Datos de la empresa

Mi foto

Somos una organización dedicada a las consultoría de gestión empresarial ubicada en Bizkaia. Nuestro conocimiento, junto con el de nuestros colaboradores, nos permite desarrollar proyectos de gestión en los ámbitos de la calidad, medioambiente, seguridad y salud laboral, estrategia y personas, e implantar soluciones personalizadas e integrales para la consecución de objetivos concretos que permitan mejorar la competitividad de nuestros clientes.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Sistemas de Gestión Energética ISO 50001. Una obligación futura para nuestras empresas.

La Directiva 2012/27/UE de Eficiencia Energética, que deberá estar transpuesta antes de junio de 2014, obligará a las grandes empresas a hacer auditorías energéticas cada 4 años. No obstante, eximirá de esta obligación a las que tengan implantado un Sistema de Gestión Energética - SGEn (art. 8.6). Igualmente, la Directiva establece que los Estados miembros deberán animar a los organismos públicos nacionales, regionales y locales a fomentar la implantación de estos sistemas (art. 5.4).

Podemos agrupar las ventajas que los SGEn conllevan a las organizaciones que los implantan en tres categorías:
  1. Ahorrar energía y, con ello, ahorrar dinero y cuidar el medio ambiente.
  2. Sistematizar un proceso que permita identificar y poner en marcha medidas de eficiencia energética, de forma continua, no puntual.
  3. Demostrar el compromiso de la organización con el uso racional de los recursos energéticos y la conservación del medio ambiente.
  4. Minimizar los Gases de Efecto Invernadero, y por ende la huella de carbono de la organización, posicionando a la empresa en la  tendencia mundial para el cálculo de su huella de carbono, del que son tractoras grandes corporaciones y organizaciones. (Acciona).
La Norma ISO 50.001 busca facilitar a las organizaciones una metodología para la implantación de los sistemas y procesos necesarios para mejorar el desempeño energético. No establece ni requisitos absolutos de desempeño ni criterios de rendimiento, dejando que sea la propia organización la que los defina, en función de su situación y compromiso.

ASERTEK GESTIÓN, S.L. tiene un amplio conocimiento de la Norma ISO 50.001 y una amplia experiencia en la implantación de la misma con resultados altamente satisfactorios para las organizaciones que se basan en ella para mejorar sus resultados en eficiencia energética.

martes, 19 de noviembre de 2013

TECMAN, SERVICIOS DE VALOR AÑADIDO, S.L. supera con éxito la auditoría de su Sistema Integrado de Gestión según ISO 9001, ISO 14001, OHSAS 18001 e ISO 50001

Los días 29, 30 y 31 de octubre, la empresa Tecman, Servicios de Valor Añadido, S.L., con la colaboración de Asertek Gestión, S.L., superó con éxito la auditoría de renovación seguimiento de su Sistema de Eficiencia Energética según ISO 50001, y consiguió la renovación del certificado de su Sistema Integrado de Gestión, según ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 18001 para su actividad consistente en el diseño, instalación y mantenimiento de instalaciones de aire acondicionado, calefacción, climatización, ventilación, cogeneración, refrigeración, gas natural, baja tensión, protección contra incendios y legionella.


La empresa, bajo el lema, COMPROMETIDOS CON LA CALIDAD, LA EFICIENCIA ENERGÉTICA Y EL MEDIO AMBIENTE, dispone de un Sistema Integrado de Gestión bajo estas 4 normas, con el compromiso constante de mejora en el servicio al cliente, ahorro energético y prevención de la contaminación.


Cabe destacar la fuerte apuesta de la empresa por el ahorro energético basado en el correcto uso de la energía para que, tanto a nivel interno como a sus clientes, les pueda facilitar una herramienta que permita la reducción de los consumos de energía, los costes financieros asociados y consecuentemente, las emisiones de gases de efecto invernadero. Como ellos mismos exponen: "medir para identificar, e identificar para mejorar".


Por este motivo implantaron en 2012 el Sistema de Eficiencia Energética, basado en la norma ISO 50001 que ha sido consolidado durante el 2013 y que les ha permitido identificar consumos, evaluar sus aspectos energéticos y establecer opciones de mejora y ahorro energético.


Esta norma, junto con los tres sistemas anteriormente implantados, ha permitido disponer de un Sistema Integrado de Gestión potente, ambicioso y con un objetivo claro de mejora continua, cumplimiento legal y satisfacción del cliente.


viernes, 15 de noviembre de 2013

Gases de efecto invernadero y sustancias que agotan la capa de ozono.

El agotamiento del ozono atmosférico y el cambio climático son efectos no deseados de las actividades humanas sobre la atmósfera mundial, debido a la emisión incontrolada de Sustancias que Agotan la Capa de Ozono (en adelante SAO), y Gases de Efecto Invernadero (en adelante GEI). Ambos constituyen problemas ambientales distintos pero están relacionados por la presencia de clorofluorocarbonos (CFC) y Hidroclorofluorocarbonos (HCFC). 

Pero para comprender como afectan a nuestro entorno estas sustancias, veamos que peculiaridades tiene la atmósfera terrestre. 


Nuestra atmósfera es una mezcla de varios gases en distintas capas que realizan dos funciones fundamentales para el desarrollo de la vida en nuestro planeta. Así disponemos de 2 tipos de gases diferenciados; el Ozono y los GEI. 


El ozono (O3) actúa como filtro, o escudo protector, de las radiaciones nocivas, y de alta energía, que llegan a la tierra permitiendo que pasen otras como la ultravioleta de onda larga, y la luz visible, que de esta forma llega a la superficie, permitiendo la fotosíntesis. La desaparición de este gas de nuestra estratosfera tiene efectos muy graves sobre nuestra salud y nuestro planeta. Así su desaparición gradual provocará: 

  • Daños oculares (cataratas); 
  • Deficiencia del sistema inmunológico; desarrollo de cáncer de piel. 
  • Menor rendimiento de los cultivos; daña los bosques. 
  • Alteraciones en las primeras etapas del desarrollo de la vida acuática; reduce la productividad de los ecosistemas marinos y del fitoplancton (base de la cadena alimentaria acuática). 
  • Perdida de coloración, fuerza mecánica y reducción del tiempo de vida de los materiales. 
Los GEI son una mezcla de distintos gases que permiten retener parte de la energía que la superficie del planeta emite por haber sido calentada por la radiación solar. Este fenómeno evita que la energía recibida constantemente vuelva inmediatamente al espacio, produciendo a escala planetaria un efecto similar al observado en un invernadero. Los gases que permiten este “sobrecalentamiento” natural de la tierra son el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano, el Óxido de Nitrogeno y el Ozono. 


El problema surge cuando por acción del hombre hay determinados GEI que se concentran de manera anormal, como pueden ser el CO2 y el N2O, generados por la quema de combustible fósiles y la actividad industrial. Estos gases, junto a la emisión de CFCs (con alto potencial de calentamiento global), son los llamamos GEI antropogénicos, ya que su anormal concentración son debidos a la acción del hombre. Así pues, lo que era un efecto natural beneficioso, que permitía a nuestro planeta tener temperaturas suaves, y que minimizaba la aparición de temperaturas extremas, como en los planetas de nuestro entorno (Venus, Marte,…), se ha convertido en un problema generado por el hombre al estar aumentando la temperatura media de la tierra de manera artificial. Esto provoca: 
  • La modificación del régimen de precipitaciones, 
  • El incremento en la desertificación, 
  • La extinción de especies, 
  • Las alteraciones en los ciclos agrícolas, 
  • El deshielo de los polos, lo que incrementaría el nivel del mar causando inundaciones en zonas costeras.
Debido a esta problemática, se desarrollaron los protocolos de Montreal y Kyoto. Ambos son tratados diferentes pero con problemas interrelacionados. El primero se ocupa del agotamiento de la capa de ozono y el segundo del cambio climático. 


El Protocolo de Montreal controla la producción y el consumo de las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono (SAO) y su reducción gradual hasta su eliminación total, lo que se está logrando gracias a los esfuerzos de los países desarrollados y en desarrollo que son Partes en el Protocolo. 


El Protocolo de Kyoto, por su parte, controla las emisiones de los gases de efecto invernadero (GEI). 


¿Pero donde entran en contacto ambos protocolos? Ambos protocolos son aplicables a una serie de sustancias que son GEI y SAO al mismo tiempo, y son sustancias puestas “en el mercado” por la mano del hombre. Nos referimos a los CFCs, su posterior evolución menos lesiva los HCFCs. 


Por ejemplo, los CFC-11 y 12 (los dos principales clorofluorcarbonos que destruyen el ozono) son gases respectivamente 4000 y 8500 veces más poderosos que el dióxido de carbono, el principal GEI en relación a su potencial de calentamiento global. Los hidrofluorocarbonos desarrollados como sustitutos de los CFC también son potentes gases con efecto invernadero. 


Los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) se han utilizado transitoriamente para sustituir a los CFC en varias aplicaciones porque su permanencia en la atmósfera es más breve y en consecuencia causan un menor agotamiento del ozono. 


Entre las sustancias no perjudiciales para el ozono que podrían utilizarse en sustitución de las SAO, porque no contienen bromo ni cloro, se encuentran los hidrofluorocarbonos (HFC) y los perfluorocarbonos (PFC), que contribuyen solamente al cambio climático y están contemplados en la Convención Marco de Cambio Climático (CMCC) y su Protocolo de Kyoto. Si bien estos contribuirán al calentamiento de la Tierra, es menor el daño que hacen como GEI que el daño que hacen a la capa de ozono y al calentamiento global los gases a los que sustituyen. 


Mención aparte merecen los compuestos orgánicos volátiles (en adelante COVs). Los COVs son sustancias químicas orgánicas cuya base es el carbono y se evaporan a temperatura y presión ambiental generando vapores, que pueden ser precursores del ozono en la atmósfera. Además del carbono es posible hallar en su composición hidrógeno, flúor, oxígeno, cloro, bromo, nitrógeno o azufre. 


Lo curioso es que tienen una doble vertiente contradictoria, por un lado como destructores del ozono estratosférico y por otro lado como precursores del ozono troposférico. El problema es que ambas vertientes son perjudiciales. 


Como destructores del ozono, los COVs pueden influir en la degradación de la capa de ozono como son el 1,1,1-tricloroetano y el tetracloruro de carbono. El protocolo de Montreal contempla actuaciones para disminuir las emisiones de estos compuestos a la atmósfera de manera que se evite su efecto sobre el ozono estratosférico. 


Como precursores del ozono troposférico se producen como consecuencia de su reacción con los óxidos de nitrógeno presentes en la atmósfera y la luz solar. Se producen una serie de reacciones químicas que provocan formación de ozono a nivel del suelo. Estas reacciones son mucho más intensas en presencia de luz solar que es la que necesitan para producirse. A este fenómeno se le conoce como smog fotoquímico creándose atmósferas ricas en ozono de un color marrón - rojizo. El ozono es perjudicial para los seres humanos y las plantas, pues puede provocar graves daños respiratorios. 


Recapitulando. Nuestro planeta y entorno más inmediato está amenazado por nuestra actividad, ya sea directa (uso de coche, aire acondicionado, calefacción, electricidad,…), o indirecta (industria). Se han aprobado diversos protocolos internacionales (Kyoto y Montreal), reglamentos europeos (Regl. 1005/2009, Regl. 872/2006) para regular la producción y uso de determinadas sustancias (CO2, N2O, CFCs, HCFs, COVs,…) e incluso dentro del ordenamiento jurídico español se ha promulgado Leyes y Reales Decretos que limitan sus usos (Ley 34/2007, RD 100/2011, RD 117/2003,…). Es importante que tanto empresas como personas seamos conscientes de nuestra obligación para con el planeta. Como empresas, cumpliendo la legislación vigente de aplicación y procurando estar al día de la misma, y como personas minimizar nuestro consumo eléctrico y de combustibles fósiles, siendo conscientes que entre todos podemos tener un impacto positivo y significativo sobre nuestro planeta.



jueves, 14 de noviembre de 2013

IMPLANTACIÓN UNE 166001 - UNE 166002. SISTEMAS DE GESTIÓN DE LA INNOVACIÓN Y PROYECTOS I+D+I



UNE-166001. PROYECTOS I+D+i

La norma UNE-166001 establece requisitos relativos a la planificación, organización, ejecución y control de Proyectos de I+D+i.


Los Requisitos de la norma UNE-166001, son entre otros los siguientes:

  • Justificar de forma previa de la necesidad y enfoque de los proyectos a abordar.
  • Documentar las actividades y resultados.
  • Planificar y programar las actividades, recursos y calendarios de los proyectos.
  • Establecer una estructura organizativa del proyecto y la definición de responsabilidades.
  • Analizar los riesgos del proyecto y planificar su gestión.
  • Presupuestar los costes del proyecto.
  • Realizar el seguimiento de las actividades y resultados.
  • Disponer de un plan de explotación de los resultados.

UNE-166002. SISTEMA DE GESTIÓN I+D+i

La norma UNE-166002 define los requisitos que debe cumplir un Sistema de gestión de la I+D+i.

Los Requisitos de la norma UNE-166002, son entre otros los siguientes:

  • Documentación de procedimientos, políticas, actividades, y otros aspectos de apoyo a la verificación del cumplimiento de sus requisitos y su mejora.
  • Establecimiento de un modelo de proceso de I+D+i, determinando la secuencia de actividades, métodos y criterios.
  • Una declaración de la Dirección estableciendo una política de I+D+i, asegurando recursos suficientes, comunicando su importancia y revisando su funcionamiento.
  • Establecimiento de unidades de gestión de I+D+i, o de unidades de I+D+i.
  • La provisión de recursos adecuados, suficientes y competentes para realizar las actividades de I+D+i.
  • Organización de dichos recursos, definiendo procedimiento, informes y procesos de comunicación.
  • El uso de herramientas de creatividad, vigilancia tecnológica, y análisis interno y externo.
  • Selección y gestión de la cartera de proyectos.
  • Protección y explotación de los resultados.
  • Medición, evaluación y mejora del sistema de gestión de la I+D+i.

El cumplimiento de los requisitos de esta norma es de gran ayuda en la mejora de la capacidad de las organizaciones para realizar eficazmente actividades de investigación, desarrollo e innovación. Asimismo la certificación permite una demostración externa del nivel de calidad conseguido en la realización de las mismas.

¿PARA QUÉ SIRVE?

  • Fomentar las actividades de I+D+I 
  • Proporcionar directrices para organizar y gestionar eficazmente la I+D+i.
  • Analizar la situación tecnológica interna y externa
  • Identificar y valorar las amenazas y oportunidades de la evolución tecnológica
  • Definir los objetivos básicos de las actividades de I+D+I
  • Seleccionar y gestionar adecuadamente cartera de proyectos I+D+I 
  • Asegurar que no se pierdan actividades susceptibles de generar tecnologías propias y patentes 
  • Ayudar a planificar y controlar las unidades de I+D+I, generando ahorro de recursos y mejora de implicación interna
¿PARA QUÉ NO SIRVE?

Para DEDUCIR un proyecto fiscalmente. Para ello se debe certificar proyecto a proyecto conforme al RD 1432/2003 ó la Norma UNE-166.001. Un Sistema de Gestión I+D+i (UNE-166.002) certifica la empresa, mientras que la Norma UNE-166.001 ó el RD 1432/2003 (indistintamente) certifican que un proyecto desarrollado por una empresa es fiscalmente deducible conforme al art. 34 TRLIS por ser de I+D o Innovación Tecnológica.

Aunque, lógicamente una empresa que tenga un Sistema de Gestión de la I+D+i es muy probable que genere proyectos susceptibles de ser certificados y por tanto deducir de su Impuesto de sociedades. De hecho es muy recomendable tener este Sistema de Gestión por los beneficios anteriormente expuestos.

¿QUIÉNES PUEDEN DEDUCIRSE POR I+D+i EN EL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES?

En general, todas aquellas entidades residentes en territorio español sujetas al Impuesto sobre Sociedades, que realicen actividades calificadas como Investigación y Desarrollo o Innovación Tecnológica según la redacción del artículo 35 del Texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, (Real Decreto Legislativo 4/2004 de 11 de marzo), serán sujetos pasivos de esta deducción, independientemente del sector de actividad en que esos proyectos de I+D se lleven a cabo. 

La deducción está prevista para todas aquellas empresas que realizan mejoras tecnológicas sustanciales en sus productos y/o procesos. Si una empresa de cualquier sector innova en la tecnología que maneja, podemos estar ante una posible deducción por I+D+i. El tipo de actividad realizada es lo que determina el poder acogerse a la deducción, no el sector al que pertenezca la empresa que lo realiza. (Ejemplo: en el sector servicios, un banco podría realizar actividades innovadoras desarrollando un software avanzado). 

Por lo tanto, toda empresa española que financie actividades de I+D, podrá deducirse por este gasto, independientemente del tamaño y el sector de la actividad en que se desarrolle. 


¿EN QUÉ CONSISTE LA DEDUCCIÓN? 

-DEDUCCIONES FISCALES: 

Son instrumentos creados en el régimen tributario, que actúan como excepciones a la estructura normal de un impuesto y que tienen como objetivo el fomento de determinadas conductas. 

Estas conductas incentivadas a través de deducciones fiscales, tienen como denominador común, ser actividades cuyos resultados no sólo son beneficiosos para la entidad que las desarrolla, sino también genera beneficios para el conjunto de la sociedad y la economía en general. 

-DÓNDE SE PRACTICA. 

Las deducciones fiscales se practican sobre la cuota íntegra ajustada del impuesto, que en caso de ser negativa dará lugar únicamente a la generación de la deducción (es decir, devengar el derecho a deducirse en el futuro) y si es positiva podrá incluso aplicarse inmediatamente (es decir, pagar menos ahora). 

La cuota íntegra ajustada positiva (denominación utilizada en el impreso del Impuesto sobre Sociedades) o cuota íntegra minorada, se determina restando a la cuota íntegra los importes de las deducciones por doble imposición interna e internacional y las bonificaciones en su caso. Las deducciones por I+D+i se deducen de esta cantidad siempre y cuando sea positiva y sobre ella se calcula la cifra del coeficiente límite.



miércoles, 13 de noviembre de 2013

ESTAMPACIONES METÁLICAS DEL CANTÁBRICO. Supera con éxito la auditoría de su Sistema Integrado de Gestión según los sistemas ISO 9001 e ISO 14001.






El pasado día 16 de octubre de 2013, Estampaciones Metálicas del Cantábrico, S.A. superó con éxito la auditoría de seguimiento de su Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001, y consiguió la renovación del certificado de su Sistema de Gestión de la Calidad, según ISO 9001.

Estampaciones Metálicas del Cantábrico es una empresa situada en Santoña y dedicada a la fabricación de envases metálicos para conservas, principalmente de pescado. Suministran envases sin tapa, envases con tapa o tapas sueltas.

En el año 2007 la dirección tomó la decisión de implantar un Sistema de Calidad para conseguir una mejora en la gestión de los procesos productivos de la empresa y, con ello, una total satisfacción de su cliente.

Asimismo, en 2011 y, dando un paso más en la mejora de su gestión, decidió implantar el Sistema de Gestión Ambiental para controlar y reducir, al máximo, los impactos ambientales de su actividad debido a que la empresa, desde siempre, ha estado comprometida con el uso responsable y sostenible del medio ambiente fabricando los envases con hojalata reciclada y reciclable. 


Con la implantación del Sistema Integrado de Gestión la empresa ha conseguido la mejora en el control de los procesos productivos, aumentar la satisfacción de su cliente, cumplir con los requisitos legales de aplicación y disminuir sus impactos en el medio ambiente.












lunes, 11 de noviembre de 2013

El tifón Yolanda y su relación con el cambio climático.

Al menos 10.000 personas podrían haber muerto en la provincia de Leyte, en el centro del archipiélago de Filipinas, a causa del paso del tifón 'Yolanda', uno de los más fuertes en azotar esta zona, según ha asegurado este domingo el jefe de la Policía de Leyte.

El hecho, es que durante los últimos años, la temporada de tormentas en el Pacífico está siendo más violenta de lo habitual, ya que los huracanes y tifones, no es que se generen en mayor cantidad, sino que los que se generan son mucho más destructivos.

Así, la Temporada de tifones en el Pacífico es un evento en el cual ciclones tropicales se forman en el océano Pacífico oeste en su mayor parte entre Mayo y Noviembre. Huracanes y tifones son el mismo tipo de fenómeno meteorológico, la única diferencia es que cambia de nombre según el lugar de la tierra donde se produce. Si estamos en la zona del mar del Caribe, el Atlántico Norte o el Pacífico oriental, estamos en zona de Huracanes y si estamos en el Mar de China o el Pacífico occidental estaríamos en zona de tifones.


Los huracanes/tifones más potentes se vuelven aún más violentos a consecuencia del cambio climático y la subida de la temperatura de los océanos. Esto es consecuencia de un axioma básico de la ciencia, ya que la energía ni se crea ni se destruye, si no que se transforma. Así, la energía acumulada en la ingente masa de agua que es pacífico se transmite a la atmósfera durante la formación de los mismos. Cuando el agua de mar está caliente como sucede en el Caribe, el aire también se calienta. Al tener mucha energía asciende a las capas superiores de la atmósfera, lo cual hace bajar el aire frío alto, que por contacto con el aire caliente toma energía de este, provocando la circulación del aire junto a la rotación de la Tierra.

Un análisis estadístico basado en datos de los satélites de los últimos 25 años, así lo demuestra, según una investigación de un equipo de científicos dirigido por James Elsner, del Departamento de Geografía de la Universidad Estatal de Florida, EEUU.

Los análisis de los datos tomados por los satélites en estos últimos años, demuestran que hay una tendencia al alza en las velocidades de viento máximas en los huracanes/tifones más fuertes que se originan en los mares tropicales, donde la temperatura del agua del mar es más elevada. Este patrón en los ciclones, huracanes o tifones "está vinculado directamente a la temperatura", según los investigadores.

Por cada grado Celsius de subida de temperatura del agua superficial del mar, aumenta la frecuencia de los huracanes/tifones más fuertes en una relación de 13 a 17, lo que viene a ser un aumento del 31%, señala el artículo de Nature.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Orden ESS 1451/2013. Prevención de lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes en sector sanitario.

En noviembre de 2008 las organizaciones europeas de interlocutores sociales HOSPEEM (Asociación europea de los empresarios del sector hospitalario y sanitario, una organización sectorial que representa a los empleadores) y EPSU (Federación sindical europea de los servicios públicos, una organización sindical europea) comunicaron a la Comisión Europea la necesidad de celebrar un Acuerdo marco para la prevención de las lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes en el sector hospitalario y sanitario.


En el mes de julio de 2009 los interlocutores sociales europeos firmaron el texto del 

Acuerdo marco para la prevención de las lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes en el sector hospitalario y sanitario. El Acuerdo considera que la salud y seguridad de los trabajadores es fundamental y está estrechamente vinculada a la salud de los pacientes, formando la base de la calidad de los servicios prestados. Además, también según el propio Acuerdo, para lograr un lugar de trabajo lo más seguro posible es fundamental, junto con la implantación de los dispositivos de seguridad, combinar medidas de planificación, sensibilización, información, formación, prevención y supervisión.

Con esta base, la Comisión aprobó la Directiva 2010/32/UE del Consejo, de 10 de mayo de 2010, que aplica el Acuerdo marco para la prevención de las lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes en el sector hospitalario y sanitario celebrado por HOSPEEM y EPSU, que se transpone mediante la Orden ESS/1451/2013 al ordenamiento jurídico estatal.

El objeto de la Orden es 
  • Lograr un entorno de trabajo lo más seguro posible,
  • prevenir las heridas causadas a los trabajadores con cualquier instrumental sanitario cortopunzante (incluidos los pinchazos de agujas),
  • proteger a los trabajadores expuestos,
  • establecer un enfoque integrado por el que se definan políticas de evaluación de riesgos, prevención de riesgos, formación, información, sensibilización y supervisión,
  • poner en marcha procedimientos de respuesta y seguimiento.
Los requisitos legales de aplicación a cualquier entidad del sector sanitario y hospitalario son los siguientes:






























Para cumplir los artículos 6.1 y 7 se puede desarrollar y distribuir una instrucción de trabajo tal y como exponemos en el siguiente enlace "instrucción cortopunzantes" (sólo habilitada para clientes).

Asimismo, nuestros clientes pueden descargarse los requisitos legales sobre "agentes biológicos" en nuestro espacio google drive.

En cuanto a la aplicación del artículo 8, puede surgir una duda razonable en las organizaciones, y esta es referida a quién puede y debe impartir esta formación obligatoria y que duración debe tener… 


La formación destinada a los trabajadores regulada en el artículo 19 de la Ley 31/1995,de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales (LPRL) la debe impartir a organización preventiva de la empresa. Por tanto, esta formación sólo la puede impartir el servicio de prevención propio, el trabajador designado, el propio empresario o el servicio de prevención ajeno, en función de la modalidad de organización preventiva elegida por la empresa. Quien imparte la formación prevista en el artículo 19 de la LPRL debe tener formación en prevención de riesgos laborales. No se admite que esta formación la imparta alguien que no pertenezca a la organización preventiva de la empresa. 

Ahora bien, el artículo 19 de la LPRL no concreta las condiciones y requisitos que debe reunir esta formación, más allá de decir que debe ser "teórica y práctica, suficiente y adecuada" y centrarse "específicamente en el puesto de trabajo o función de cada trabajador". Por lo tanto, nada impide que, una vez satisfecha por el empresario la obligación que en materia de formación preventiva (formación general en sus riesgos) establece el artículo 19, otras personas con la debida capacitación, ya formen parte de la empresa o sean externas a ella, pero que en todo caso no formen parte de su organización preventiva, puedan impartir contenidos preventivos complementarios a los mínimos establecidos en la LPRL.

Además, hay que tener presente que, en el marco de la formación necesaria para desarrollar correctamente las tareas del puesto de trabajo, y en este caso es manipular elementos cortopunzantes, a menudo hay que incluir la formación sobre las condiciones y la manera correcta y segura de trabajar, que tanto puede abarcar el aprendizaje de las instrucciones del fabricante, como el conocimiento de las situaciones que comporten una situación de anormalidad o peligro o, incluso, la propia experiencia adquirida por la praxis. Esta formación no está delimitada normativamente en cuanto a su contenido ni en cuanto a quién la puede impartir, pero es conveniente que tenga en cuenta la formación preventiva en el puesto de trabajo, al existir una cierta concordancia entre ambas cuestiones, en tanto que el aprendizaje y perfeccionamiento de una profesión u oficio siempre integra, de una manera u otra, los aspectos relativos a la seguridad y la salud. 

Por lo tanto, y en resumen, esta formación se puede dar con carácter interno mediante un profesional de la con la debida experiencia profesional, que preferiblemente debería tener algo de formación en PRL (curso básico o intermedio).



martes, 5 de noviembre de 2013

Coordinación Empresarial. Documentación exigible a una empresa.

Uno de los puntos más importantes dentro de los sistema de seguridad y salud en el trabajo es el tema de la coordinación empresarial. Este aspecto es de vital importancia para asegurar la seguridad tanto de trabajadores propios como ajenos, así como de cualquier visitante o usuario de las instalaciones.

La coordinación empresarial ha de ser siempre bidireccional, entre empresa contratante y empresa contratada. Así la empresa cliente (contratista principal o promotor en obras de construcción) tiene la obligación de iniciar el proceso de coordinación con la empresa proveedora del servicio (subcontratista), mediante el intercambio de información preceptivo y regulado en los artículos 4.2. y 7 del Real Decreto 171/2004.

Este intercambio de información ha de asegurar que los riesgos generados por los trabajos a realizar en las instalaciones de la empresa contratante, no afectan a sus propios trabajadores, a otros trabajadores de empresas concurrentes (empresas que trabajan dentro de unas mismas instalaciones y que ejecutan su actividad de manera coincidente en el tiempo), o a visitantes o usuarios del centro de trabajo.

Este aspecto es de suma importancia para las empresas contratantes, puesto que según el artículo 42.3. del RDL 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social:

"La empresa principal responderá solidariamente con los contratistas y subcontratistas a que se refiere el apartado 3 del artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales del cumplimiento, durante el período de la contrata, de las obligaciones impuestas por dicha Ley en relación con los trabajadores que aquéllos ocupen en los centros de trabajo de la empresa principal, siempre que la infracción se haya producido en el centro de trabajo de dicho empresario principal."

Así, para asegurar que los riesgos los menores posibles y evitar responsabilidades subsidiarias, la empresa contratante ha de asegurarse de que:
  • Se han evaluado los riesgos existentes en los trabajos a realizar (ya sea mediante un Plan de Seguridad, en el caso de obras de construcción, ó una evaluación de riesgos específica en el resto de trabajos). 
  • Los trabajadores destinados a realizar los trabajos están formados en materia de seguridad y salud y que éstos están dados de alta en la seguridad social. 
A la hora de implantar sistemas OHSAS 18001, y empezar a trabajar con las empresas, nos hemos encontrado que este aspecto es de los más conocidos por la empresas, y que más recorrido documental tienen en la organización. Pero, el hecho de que las empresas no conozcan en profundidad la legislación vigente en este ámbito, y el miedo a las implicaciones que pueda tener el accidente de un trabajador en sus instalaciones, ha provocado que lo que tendría que ser un mero intercambio de información que agilice la coordinación y mejore la seguridad de la instalación, se transforme en un proceso "acumulador de papeles" con carpetas AZ llenas de documentación. Estas carpetas ni van a salvar vidas, ni van minimizar riesgos de accidentes, ni van proteger mejor a la empresa frente a una multa. Lo único que van a conseguir es entorpecer el flujo de información entre cliente-proveedor y ocupar estanterías enteras/archivos informáticos que serían más útiles de otra forma.

Desde este artículo queremos que sean conscientes de la documentación que realmente es necesaria frente a la documentación que usualmente nos encontramos en materia de coordinación:

  • Alta de la empresa en IAE. No requerida. 
  • Fotocopia del DNI del administrador. No requerida. 
  • Certificado de estar al corriente con la S. Social. Necesaria por que genera responsabilidad del contratista por impago de cuotas
  • Seguro de Responsabilidad Civil. No requerida. 
  • Fotocopia del contrato con SPA y recibo. No requerida. 
  • Alta de la empresa en la Seguridad social. Cubierta con Certificado de estar al corriente con S. Social. 
  • Documento de asociación a la Mutua de Accidentes. No requerida. 
  • TC1 y TC2. Necesaria por que genera responsabilidad del contratista por impago de cuotas
  • Certificado de estar al corriente con Hacienda. No requerida. 
  • Evaluación de riesgos específica de los trabajos. Sólo de aquellos puestos de trabajo afectados por el servicio u obra a desarrollar. 
  • Planificación de la actividad preventiva. Solo de aquellos puestos de trabajo afectados por el servicio u obra a desarrollar. 
  • Aceptación del PSS (sólo en obras de contrucción). No tiene sentido juridico. La recepción de la entrega por el contratista de la parte correspondiente del PSS se ha de firmar en el Libro de Subcontratación. 
  • Inscripción en el REA. Requerida para contratos de obras de construcción
  • Escritura de constitución de la empresa. No requerida. 
  • Apertura de centro de trabajo. No requerida. En obra de construcción obligación del contratista principal. 
  • Relación de productos químicos utilizados en los trabajos y FDS. A incluir en la evaluación de riesgos de los trabajos a realizar. 
  • Nombramiento del recurso preventivo: Sólo exigible al contratista principal (ver artículo de nuestro Blog "Trabajadores autonomos y recursos preventivos".
  • Recibí de información y formación de los trabajadores. Requerida (ver art 10.2 del RD 171/2004)
  • Recibí de entrega de EPIS. No requerido.
  • Recibí certificado médico de aptitud. No requerido.
  • Informe de siniestralidad de los tres últimos años. No requerido.
  • Nombre del trabajador designado. No requerido. Carece de sentido si la modalidad preventiva de la organización proveedora no es la de trabajador designado.
  • Comunicación de accidentes mensualmente. No requerido.
  • Partes de baja de los trabajadores que causaron baja durante los trabajos. Necesario para determinar la responsabilidad de cliente o contratista principal en cada accidente.
  • Contrato de trabajo del trabajador. No requerido.
  • DNI. Necesario para poder identificar al trabajador y contrastarlo con TC1 y TC2. 
Así pues, si usted es cliente o contratista, céntrese en la documentación realmente necesaria y no trate de acumular más y más documentación. Lo único que conseguirá es entorpecer el proceso de coordinación. 

Si usted es proveedor de servicios y el contratista o cliente le solicita toda la documentación arriba indicada, o incluso más, aunque no sea legalmente exigible en su totalidad, entréguesela.... es su CLIENTE.

Desde aquí hemos intentado aclarar que documentación es importante desde el punto de vista de coordinación empresarial y que documentación es innecesaria. Esta en sus manos mejorar el proceso de coordinación.